*Texto extracto de la presentación del libro de “El Zapatero moderno* que se presento en L’Automàtica el 18.01.19




La Ciudad de Barcelona esta ligada irremediablemente al oficio de zapatero. Sus calles, sus iglesias y sus murallas cuentan una historia común, un imaginario colectivo ligado a tradiciones religiosas, resistencias heroicas y muestras de poder de un gremio que ha ido desapareciendo poco a poco hasta a nuestros días.

Considerado el gremio mas antiguo de Europa en activo, ya se encuentra constancia de este en el año 1202. Era tan importante el oficio en esa época que incluso financiaba retablos enteros como el de la Cofradia de San Marc, patrón del oficio. O cuando entre todos los zapateros financiaron la nueva campana de la Catedral, eso si... imponiendo unas condiciones, pues los zapateros en esa época imponían con sus martillos y cuchillas. Impusieron que la campana tendría que ser lo suficientemente grande para que siete zapateros trabajaran debajo de esta cómodamente y con la condición de que cada vez que un maestro zapatero muriera repicaran sus campanas mostrando duelo.

Los zapateros barceloneses tenían preferencia a la hora de recoger agua en las fuentes públicas pues se creía que el agua donde remojaban los cueros y las pieles con las que trabajaban tenían propiedades antirrábicas y sus cubos de agua siempre estaban fuera de sus talleres para que los perros callejeros calmasen su sed.

En 1714 III Batallón de Santa Eulalia de Barcelona del cual formaban parte los zapateros de la ciudad infringieron dos derrotas a las tropas franco-españolas comandadas por el duque de Berwick. El batallón lucho heroicamente durante dos días más y hubo tal cantidad de muertos entre las dos partes que es considerada la batalla más sangrienta de contienda.

El oficio, sus técnicas y sus tradiciones han ido desapareciendo poco a poco. También la fuerza de su gremio. Los pocos zapateros que quedan son considerados gente extraña, románticos, seres semi mitológicos que trabajan con sus manos. La industrialización mató el oficio artesano y sus gremios.

Pero no hace tanto tiempo, no sabemos porque extraña razón en plena guerra civil se editaba en Barcelona lo que para muchos zapateros artesanos es uno de los mejores libros publicados sobre el tema.
“El zapatero moderno” de J.B Yernaux que se reedita este año bajo el sello de Nicola Sacco Editorial recoge toda la técnica y sabiduría de este oficio.
Anthony Delos cataloga al libro como la “Biblia de nuestra profesión”, Patrick Frei dice que es una “de los libros más valioso sobre la zapatería tradicional”. Y las nuevas voces de la zapatería artesanal nacional como Ramón Cuberta, Enrile Sevilla, Aldanondoyfdez no se quedan cortos. Todos creen ver en este libro una puerta para que el oficio no desaparezca y nuevas generaciones cojan el relevo de un oficio tan fuertemente vinculado con nuestra ciudad. 

 Mijail Vlassof


MIJAIL VLASSOF SHOEMAKER, BARCELONA, NICOLASACCOEDITORIAL@MORTEMALE.ORG. +34 644437071